lunes, enero 21, 2013

ASÍ TE QUIERO ENAMORADA...


El amor es pasión, obsesión, no poder vivir sin alguien. ¡Pierde la cabeza! Encuentra a alguien a quien amar como loca y que te ame de igual manera. ¿Cómo encontrarlo? Pues...olvida el intelecto y escucha al corazón. Porque lo cierto es que vivir sin eso no tiene sentido alguno. Llegar a viejo sin haberse enamorado de verdad... en fin, es como no haber vivido. Tienes que intentarlo, porque si no lo intentas, no habrás vivido. 

EL AMOR ES confianza, responsabilidad, sopesar tus opciones y sentimientos, vivir el resto de tu vida en consonancia con ellos y sobre todo, no hacer daño a la persona amada,¿es eso el amor?,
multiplicalo por infinito, llevalo hasta el fin de la eternidad y a penas tendras un atisbo de que hablo.



Nadie hace caso del agua que va después de la lluvia, cuando vuelve el sol.
Poco importa si sobre esa agua hay lágrimas después de haber llorado, por amor ,por dolor. 

El agua se evapora, vuelve al aire, a nuestros pulmones, respirando el viento que sentimos en la cara. Y las lagrimas vuelen a entrar en nosotros, como las cosas que hemos perdido, pero nada se pierde en realidad. Cada segundo que pasa, cada luna que surge no hace mas que decirnos ¡VIVE! Vive y ama lo que tu eres, como tu seas, por lo que seas. Mira en lo alto hacia el cielo, cierra los ojos. Y no te canses nunca de soñar. La vida es muy corta para no ser felices juntos.

jueves, enero 10, 2013

ELLAS Y TÚ.





Ellas, bálsamo para tu herida.
la vida tiritando en una estrella.
De estelas lleno el mar infinito,
de amores lleno mi diáfano amanecer.

 La génesis de mi todo incansable,
el fin de mi existencia esteparia.
El éxodo de todas mis angustias
el sinfín donde nacen mis recuerdos.

Luciérnagas que tiemblan en mi pecho
los besos de un naufragio arrebolado y taciturno.
Andamio que restaura los recuerdos, sin pausa, en silencio. 

El sueño como  el que sueñan los cautivos,
como viejas amantes que regresan del olvido.
Has dormido ya en sus brazos, pero todo es nuevo;
El hecho de vivir deja secuelas, ellas. 
 

Y como un licor suave te envuelven,
siempre es tarde cuando ya se han ido.
Vencer del renacido en desastre, buscaste su luz entre escombros,
todo irá bien y aunque duela, toma su mano y vuela… con ellas.

lunes, enero 07, 2013

EL PERDÓN

Cuando crezcas, descubrirás que ya defendiste mentiras, te engañaste a ti mismo o sufriste por tonterías.
Si eres un buen guerrero, no te culparás por ello, pero tampoco dejarás que tus errores se repitan.

El perdón es una expresión de amor.

El perdón libera de ataduras que amargan el alma y enferman el cuerpo.

Muchos de nuestros intentos de perdón fracasan pues confundimos escencialmente lo que es perdonar y nos resistimos ante la posibilidad de empequeñecer los eventos ocurridos u olvidarlos.

El perdón no es olvido, no es olvidar lo que nos ocurrió.

No significa excusar o justificar un determinado evento o mal comportamiento.
No es aceptar lo ocurrido con resignación.
No es negar el dolor. No es minimizar los eventos ocurridos.

No significa que estés de acuerdo con lo que pasó, ni que lo apruebes.
 
Perdonar no significa dejar de darle importancia a lo que sucedió, ni darle la razón a alguien que te lastimó. Simplemente significa dejar de lado aquellos pensamientos negativos que nos causaron dolor o enojo.

El perdón es UNICAMENTE PARA TI y para nadie más.
El perdón se basa en la aceptación de lo que pasó. La falta de perdón te ata a las personas desde el resentimiento. Te tiene encadenado.

El perdón se debe de realizar "sin expectativas" sin esperar que nada suceda.
Si esperamos que el agresor acepte su error, estaremos esperando en vano y gastando nuestro tiempo y nuestras energías en una disculpa que jamás llegará.

Si estamos esperando esta reacción, luego de haber perdonado, pues realmente no perdonamos de corazón pues seguimos esperando una retribución, un resarcimiento.Seguimos anclados en el problema, en el ayer, queriendo que nos paguen por nuestro dolor.

Entonces no hemos perdonado, y quien tiene el control de nuestra vida es el EGO.
EGO.  No existe nada ni nadie que pueda resarcir el dolor ocasionado en el pasado, el pasado no tiene cómo ser cambiado.Ningún tipo de venganza o retribución podrá subsanar los momentos de tristeza y desolación que vivimos, lo mal que nos sentimos.

Al esperar una disculpa, que se acepte el error; nada de eso cambiarán los hechos, lo ocurrido en el pasado, sólo estaremos queriendo alimentar nuestro ego, nuestra sed de justicia mal enfocada.

La falta de perdón es el veneno más destructivo para el espíritu ya que neutraliza los recursos emocionales que tienes.

El perdón es una declaración que podemos y debemos renovar a diario.

Muchas veces la persona más importante a la que tienes que perdonar es a ti mismo por todas las cosas que no fueron de la manera que pensabas.

Perdonando desde nuestro corazón, logramos mirar los hechos tal y como sucedieron y luego decidimos dejarlos ir, dejarlos en el ayer.

Aceptamos que somos APRENDICES!
Que la lección ya se encuentra aprendida y que hemos logrado vencer las circunstancias negativas que nos tocaron vivir.

Perdona para que puedas ser perdonado.
Recuerda que con la vara que mides, serás medido...

PAULO COEHLO

viernes, enero 04, 2013




TU CASA


Tenía tu casa el  silencio colgado en las paredes
En lugar de cuadros.

Si encuentras una voz debes tenerle miedo y su cadáver no debe sorprenderte en el salón,  porque es hábil
y va armado hasta los dientes.

El sol conoce mejor los marcos que los vidrios, porque rara vez entra a tu casa,
la noche concede con frío y silencio el arduo trabajo de amanecer

Solitario y frágil, la despensa  se llena y se vacía
sin hacer casi ruido,
sin sentir siquiera.

 Un niño juega con su mascota
pero la muerte le sigue las pisadas,
nunca una ausencia estuvo más afilada,
que allá en tu casa.

Todos los caminos que no seguí,
conducen a un lugar más hermoso que al tuyo
Y en la calle, una mirada basta…para sanar todas las heridas.

Cierro una puerta
Que me encierra a mí,
pero me salva del infinito, del destino
de vivir esquivando tu ventana

El teléfono que suena pudre todos los muebles
Y un levísimo golpe de dolor que cae hace cada día
una cama vacía…
desierta... sin el calor de un par de besos.