sábado, marzo 01, 2014

SIETE DAGAS DE SANGRE



Te regalo siete dagas de sangre, te regalo una hora de pasión y te regalo un espacio infinito de sombras.


Te regalo una barcarola rota varada a la orilla del mar, te regalo tres velas blancas y una bandera roja que corone las cofas de tus pechos.


Te regalo tres palabras sueltas para que jugueteen en tu cartera
de negros rincones

Te regalo un escape a galope tendido que me aleje de tu fantástica inconsciencia
y de tu enmohecido ignorar.



Te regalo dos balas rotas para que estallen  como flores blancas
en tu pecho de piedras rotas.


Te regalo un final sin musica, sin actores, sólo con miradas;
sólo con dagas rojas , sólo con velas blancas y un guiño sin terminar.