viernes, enero 04, 2013




TU CASA


Tenía tu casa el  silencio colgado en las paredes
En lugar de cuadros.

Si encuentras una voz debes tenerle miedo y su cadáver no debe sorprenderte en el salón,  porque es hábil
y va armado hasta los dientes.

El sol conoce mejor los marcos que los vidrios, porque rara vez entra a tu casa,
la noche concede con frío y silencio el arduo trabajo de amanecer

Solitario y frágil, la despensa  se llena y se vacía
sin hacer casi ruido,
sin sentir siquiera.

 Un niño juega con su mascota
pero la muerte le sigue las pisadas,
nunca una ausencia estuvo más afilada,
que allá en tu casa.

Todos los caminos que no seguí,
conducen a un lugar más hermoso que al tuyo
Y en la calle, una mirada basta…para sanar todas las heridas.

Cierro una puerta
Que me encierra a mí,
pero me salva del infinito, del destino
de vivir esquivando tu ventana

El teléfono que suena pudre todos los muebles
Y un levísimo golpe de dolor que cae hace cada día
una cama vacía…
desierta... sin el calor de un par de besos.

2 comentarios:

  1. Los silencios de una casa son las voces que de sus paredes cuelgan. Bella entrada.

    ResponderEliminar

Me encantaría que me dejaras un susurro...