lunes, abril 30, 2012

EL AMOR Y LA MUJER. MUJERES CELTAS

MUJERES CELTAS
  La primera lección era: “Ama a tu hombre y síguelo, pero solamente si ambos representaran, uno para el otro, lo que la Diosa Madre enseñó: Amor, compañerismo y amistad”

Jamás permitas que ningún hombre te esclavice: naciste libre para amar, y no para ser esclava.
Jamás permitas que tu corazón sufra en nombre del amor. Amar es un acto de felicidad, ¿por qué sufrir?
¡Jamás permitas que tus ojos derramen lágrimas por alguien que nunca te hará sonreír!
Jamás permitas que el uso de tu cuerpo sea cercenado. Tu cuerpo es la morada del espíritu. ¿Por qué mantenerlo aprisionado?
¡Jamás te permitas estar horas esperando alguien que nunca vendrá, aunque te lo haya prometido!
¡Jamás permitas que tu tiempo sea desperdiciado con alguien que nunca tendrá tiempo para ti!
Jamás permitas oír gritos en tus oídos. ¡El Amor es lo único que puede hablar más alto!
¡Jamás permitas que pasiones desenfrenadas te lleven de un mundo real para otro que nunca existió!
¡Jamás permitas que otros sueños se mezclen a los tuyos, volviéndolos una gran pesadilla!
¡Jamás creas que alguien pueda volver cuando nunca estuvo presente!
¡Jamás permitas vivir en la dependencia de un hombre como si hubieras nacido inválida!
¡Jamás te pongas linda y maravillosa a fin de esperar un hombre que no tendrá ojos para admirarte!
¡Jamás permitas que tus pies caminen en dirección de un hombre que solo vive huyendo de ti!
¡Jamás permitas que el dolor, la tristeza, la soledad, el odio, el resentimiento, los celos, el remordimiento y todo aquello que pueda sacar el brillo de tus ojos, te dominen, haciendo enfriar la fuerza que existe dentro de ti!

Y, sobre todo, jamás permitas perder la DIGNIDAD de ser... MUJER
Sigue las indicaciones de los celtas y ten una vida más digna.

miércoles, abril 25, 2012

APEGO E HIJOS


Con apego seguro no hay desafíos imposibles.
cuando mis padres han fortalecido mi autoestima
los problemas los abro con una sonrisa
la rabia la enfrento con asertividad
la alegría fluye libre en mis acciones
y el amor es el idioma que más facil se me hace hablar.


"El primer amor hace volar y todo el pensamiento está en el ser que sostiene ese vuelo. El mundo emocional está inundado de la presencia del amor. 
Antes de declarar el amor, antes de la palabra, el gesto, el movimiento del cuerpo, lo preverbal anuncia lo que sucede. Poco importa el texto, si importa el contexto.

Y en el contexto aparecen las historias de amor familiares, los hechos que desordenaron a los amantes, los desgarros, los no correspondidos, las ausencias, los no vistos, la muerte por amor, el dolor de las madres, sus modelos organizativos mentales y emocionales, la forma de buscar la confianza en un vínculo, la forma de evitar el contacto, el movimiento de amor interrumpido, el reclamo eterno para sólo recibir un poco de amor, amor filial, amor romántico , amor sexual, todo enredado, en el tiempo, en los deseos, en las personas."

.-Mabel Ugarte- Silvia Grillo-.

domingo, abril 15, 2012

VERDADES

 Y si quiero estar junto a ti... el resto de mis días, y si te respeto tal cual eres y sé que no eres perfecta, sino que eres como yo como él, como todos... la verdad renuevo mi fe en nuestra eternidad.



Aunque a veces la vida nos pone pruebas, y ni siquiera sabemos cómo enfrentarlas...nos cambia las preguntas y nos exige más respuestas... Una vez más lo confirmo... de a dos se reacciona mejor.
 

 Sin embargo, también tengo mis momentos, también recuerdo episodios injustos y descorazonados. No soy perfecto y por lo tanto recuerdo más de lo que quisiera.


 Por último, la verdad sea dicha... he aprendido bastante y sé distinguir los de cartón y los de verdad... los que se enorgullecen de algún logro y los que los envidian; los que se entristecen con mi dolor y los que ríen con sorna...

SÓLO TERMINO CON UN TE AMO... COMO MUCHAS VECES, COMO MUCHAS  HORAS

sábado, abril 14, 2012

DESPRENDERNOS

"El mejor tipo de amor es aquel que despierta el alma y nos hace aspirar a más, nos enciende el corazón y nos trae paz a la mente. Eso es lo que tú me has dado y lo que yo espero darte siempre".




Hay que saber cuándo una etapa llega a su fin.
Cuando insistimos en alargarla más de lo necesario, perdemos la alegría y el sentido de las otras etapas que tenemos que vivir. Poner fin a un ciclo, cerrar puertas, concluir capítulos..., no importa el nombre que le demos, lo importante es dejar en el pasado los momentos de la vida que ya terminaron.

El pasado no volverá, todo pasa, y lo mejor que podemos hacer es no volver a ello. Todo en este mundo  es una manifestación de lo que sucede en nuestro corazón. 


Deshacerse de ciertos recuerdos significa también dejar libre un espacio para que otras cosas ocupen su lugar.

Dejar para siempre. Soltar. Desprenderse. Nadie en esta vida juega con cartas marcadas. Por ello, unas veces ganamos y otras, perdemos. No esperes que te devuelvan lo que has dado, no esperes que reconozcan tu esfuerzo, que descubran tu genio, que entiendan tu amor. Deja de encender tu televisión emocional y ver siempre el mismo programa, en el que se muestra cómo has sufrido con una determinada pérdida: eso no hace sino envenenarte.

Antes de comenzar un nuevo capítulo hay que terminar el anterior: repítete a ti mismo que el pasado no volverá jamás. Recuerda que hubo una época en que podías vivir sin aquello, sin aquella persona, que no hay nada insustituible, que un hábito no es una necesidad. 


Cerrar ciclos. No por orgullo, ni por incapacidad, ni por soberbia, sino porque, sencillamente, aquello ya no encaja en tu vida.



Tú ya no eres el mismo que fuiste hace dos días, hace tres meses, hace un año. Por lo tanto, no hay nada a qué volver. Cierra la puerta, da vuelta a la hoja, cierra el círculo. Ni tú serás el mismo, ni el entorno al que regresas será igual, porque en la vida nada se queda quieto, nada es estático. Es salud mental, amor por ti mismo, desprender lo que ya no está en tu vida

Deja de ser quien eras, y transformate en el que eres.
Cuando se cierra una puerta se abre una ventana.


miércoles, abril 11, 2012

AMAR EN LIBERTAD


 
Yo te amo, te valoro, te respeto y confío que puedes tener o puedes desarrollar la fortaleza, para llegar a ser todo lo que es posible que seas sin que yo interfiera en tu camino. Te amo tanto que puedo darte la libertad para caminar a mi lado en la alegría o en el dolor.





Compartiré tus lágrimas, pero no te pediré que no llores. Responderé a tus necesidades, te consolaré y te daré afecto, pero no te llevaré del brazo cuando puedes caminar sola. Estaré dispuesto a estar contigo en tu dolor y en tu soledad, pero no puedo suprimirlos de ti. Me esforzaré por escuchar lo que quieres decir , pero no siempre estaremos de acuerdo.


Algunas veces tendré rabia y cuando esto ocurra te lo diré abiertamente de modo que no se resienta la amistad por las diferencias. No siempre puedo estar contigo para oír lo que tienes que decir, pues hay  ocasiones en las que yo tengo que escucharme y cuidar de mí mismo y, cuando esto suceda, seré tan honesto contigo como pueda serlo.



Estoy aprendiendo a decir esto, ya sea con palabras o a través de mi modo de ser con los otros y conmigo mismo, con quienes amo y a quienes me consagro. Y llamo a esto, amar con las manos abiertas.


jueves, abril 05, 2012


Cuando alguien me dijo que existía la alegría me decidí a mirar en el entorno,
a indagar el inmenso orbe de las entrañas celestes;
me decidí a todo cuanto me fuera preciso hacer por saborear en mí ese vientecillo de ternura y proximidad porque creí en la posibilidad de la dicha.

Anduve apurando muchísimas tristezas, queriendo olvidar el ala rota del amor y su música sublime, que me diera a conocer adioses y distancias.

Me violenté muchas veces para seguir siendo una posibilidad de risa o de sonrisa tan siquiera. En torno a mí todo creció y murió y volvió a la vida de los días.

Entonces vino todo el mundo con su placer sugestivo, llamando a voces fuertes, queriéndome quizás, aunque jamás pude o supe enterarme de ello. Porque había signos de quebranto donde otros alcanzaron la grandeza de lo mínimo, porque sí o porque no, mas no fue posible entender o sentir siquiera ese poco de dádiva escondida cuando tú apareciste en mi vida para demostrarme que existía el amor.


Cuando alguien quiso advertirme de la tristeza, no tuve necesidad de indagar demasiado, ella era mi sustancia, ese acontecerme dentro y fuera con la unidad de lo único posible.

Me vi entonces destinado a pensarme en soledad, definiéndome siempre en la carencia, en todo y nada, en la noche imborrable porque yo no era alegre, porque yo era la tristeza.

Ahora es siempre el violín solitario ejecutando en sus cuerdas la armonía brindada en una sala vacía.