miércoles, agosto 31, 2011

LA VIDA ES BELLA...EL AMOR TAMBIEN



La esencia del amor nos lleva a entregar lo mejor de cada uno para que el ser amado nunca pierda la ilusión, nunca deje de soñar, nunca deje de sonreir y sienta, cuales sean las circunstancias, que siempre es posible ver la vida bella...

A VECES EL AMOR ES UN VICIO DEL QUE CUESTA ARRANCAR.

Hay una sentencia  de Mark Twain que puede aplicarse perfectamente al nocivo efecto del amor que a veces más parece una droga. Señale nuestro ilustre poeta que:

Porque así es. Pretender cortarlo en seco es como pretender que injertando sobre una herida un trozo de piel humana, la herida estará curada. 

No, hay que abrirla, limpiarla, y aplicarle cuidados hasta que, poco a poco, vaya cicatrizando. Y eso toma tiempo y requiere de fuerza de voluntad.

PASIÓN Y SEXUALIDAD EN LA PAREJA

He leído este artículo y creo que es muy interesante el enfoque que se le da, en términos de las aspiraciones que hombres y mujeres tienen respecto de ciertos temas de una relación satisfactoria. Pero habitualmente nos encontramos con la interrogante de que cómo la mujer va a tratar a su pareja como príncipe si él no la trata del mismo modo. Yo incluiría la siguiente pregunta:

¿Qué pasa cuando es de verdad  imposible tratar como princesa a una mujer que está muy lejos de ser tal? ¿Debe el hombre fingir?


Detrás de ese “cariño, esta noche tampoco” o del tan socorrido “dolor de cabeza” que, un día tras otro, sirve de excusa a tantas y tantas mujeres, se esconde muchas veces, según Sylvia de Béjar, lo que ella llama “desinterés oculto”, y que explicaría en parte por qué un 30-40 % de españolas reconocen que han perdido el deseo.
 
Los mismos estudios que arrojan tan preocupante dato sitúan en un 14 el porcentaje de españoles a quienes, como a ellas, les duele también la cabeza con frecuencia y, casualmente, a la hora de irse a la cama. 
 
“Una mujer necesita que un hombre la valore para tener ganas de ese hombre”, afirma Sylvia de Béjar en una entrevista con EFE.
 
Después de vender más de 250.000 ejemplares de su anterior libro, “Tu sexo es tuyo”, Sylvia de Béjar —escritora, experta en sexualidad humana y educación sexual, además de divulgadora en varios medios de comunicación— vuelve a la carga con “Deseo” (Editorial Planeta), en el que da pautas para “mantener la pasión y resolver las diferencias sexuales” en la pareja.
 
Dice la autora:
Esa pasión dura poco, año y medio, o dos a tres años como mucho, pues el deseo es genital en los hombres, mientras que en ellas es emocional, o sea, más de sentimientos.
Las mujeres llegan al sexo por la intimidad, mientras que con los hombres ocurre todo lo contrario, descubren qué es la intimidad a través del sexo.
A las mujeres se nos gana por la intimidad y por las emociones.
La cama “nunca” puede ser el campo de batalla en el que una pareja dirima “sus guerras”.

La realidad, lamentablemente, es bien distinta. La ausencia de deseo en la mujer esconde muchas veces frustración y desencanto con una pareja que no la valora, que la hace sentir que no ella no es importante, que la ningunea. “Si tú no me respetas, ¿por qué te voy a desear?”, se preguntan a diario muchas mujeres, dice Sylvia, quien también Agrega que “De ahí que cuando un hombre cumple con sus obligaciones domésticas y familiares, tiene más y mejor sexo”. 
 
“Cuando mi hombre me trata bien —reflexiona en voz alta Sylvia de Béjar— yo le trato como a un rey. Yo y todas. Pero si ese alguien no me hace sentir princesa, ¿por qué le voy a hacer yo sentirse rey? Es tan sencillo como eso. ¿Quién le da margaritas a los cerdos?”.
 
Gozar en la cama
Estudios demuestran que de cada cien encuentros sexuales en una pareja, entre un 20 y un 25% son “muy buenos”, entre un 40 y un 60% “buenos”, y el resto, ¡entre el 15 y el 40%!, poco satisfactorios o, incluso, disfuncionales”, destaca Sylvia de Béjar.
“Y no por ello se acaba el mundo”, escribe en su libro. Para gozar en la cama “vale todo”, recalca, si bien pone tres límites a ese “todo”: respeto, ausencia de violencia y que haya acuerdo.
 
Sylvia de Béjar está convencida de que es posible “sortear” la monotonía en la vida de cualquier pareja, y no solamente en la cama, como igual de convencida está de que el deseo no tiene edad.
 
No obstante, reconoce que, aún hoy, “el sexo en la gente mayor está estigmatizado”.
“Da  vergüenza, hablar de ello, pero a ciertas edades el sexo tiene mucha más calidad. Seguro. Y ello es así porque conocemos mejor nuestros defectos, nuestras limitaciones físicas, tenemos asumido que nuestros cuerpos ya no son jóvenes… 
Y muy claro qué es lo que nos gusta y qué no.

lunes, agosto 29, 2011

DEL AMOR Y DE LA AUSENCIA




ELEGÍA PARA MÍ Y PARA TI 
Yo seguiré soñando mientras pasa la vida,
y tú te irás borrando lentamente de mi sueño.
Un año y otro año caerán como hojas secas
de las ramas del árbol milenario del tiempo,
y tu sonrisa, llena de claridad de aurora,
se alejará en la sombra creciente del recuerdo.

Yo seguiré soñando mientras pasa la vida,
y quizá, poco a poco, dejaré de hacer versos,
bajo el vulgar agobio de la rutina diaria,
de las desilusiones y los aburrimientos.
Tú, que nunca soñaste mas que cosas posibles,
dejarás, poco a poco, de mirarte al espejo.

Acaso nos veremos un día, casualmente,
al cruzar una calle, y nos saludaremos.
Yo pensaré quizá: "Qué linda es todavía."
Tú quizá pensarás: "Se está poniendo viejo"
Tú irás sola, o con otro. Yo iré solo o con otra.
o tú irás con un hijo que debiera ser nuestro.

Y seguirá muriendo la vida, año tras año,
igual que un río oscuro que corre hacia el silencio.
Un amigo, algún día, me dirá que te ha visto,
o una canción de entonces me traerá tu recuerdo.
Y en estas noches tristes de quietud y de estrellas,
pensaré en ti un instante, pero cada vez menos....

Y pasará la vida. Yo seguiré soñando;
pero ya no habrá un nombre de mujer en mi sueño.
Yo ya te habré olvidado definitivamente
y sobre mis rodillas retozarán mis nietos.
(Y quizá, para entonces, al cruzar una calle,
nos vimos frente a frente, ya sin reconocernos.

Y una tarde de sol me cubrirán de tierra,
las manos para siempre cruzadas sobre el pecho.
Tú, con los ojos tristes y los cabellos blancos,
te pasarás las horas bostezando y tejiendo.
Y cada primavera renacerán las rosa,
aunque ya tú estés vieja, y aunque yo me haya muerto.
 



POEMA DEL AMOR PEQUEÑO

Fue breve aquella noche. Fue breve, pero bella.
Poca cosa es el tiempo, que es también poca cosa,
porque nadie ha sabido lo que dura una estrella
aunque todos sépamos lo que dura una cosa.
Nuestro amor de una noche fue un gran amor pequeño
que rodó por la sombra como un dado sin suerte,
pero nadie ha sabido lo que dura un ensueño
aunque todos sepamos lo que dura la muerte.

Una noche es eterna para el que no la olvida,
y el tiempo nada importa para el sueño y la flor,
y, como nadie sabe lo que dura la vida,
nadie sabe tampoco lo que dura el amor.

AMOR Y POESÍA

Iniciamos esta semana con nuestro tema esencial que es el AMOR y como siempre al amor se le une la poesía, la ilusión, el desamor,  el reencuentro y la despedida, releeremos estos bellos poemas de José Miguel Buesa, poeta cubano.

POEMA DE LA DESPEDIDA

Te digo adiós si acaso te quiero todavía
Quizás no he de olvidarte... Pero te digo adiós
No sé si me quisiste... No sé si te quería
O tal vez nos quisimos demasiado los dos.

Este cariño triste y apasionado y loco
Me lo sembré en el alma para quererte a ti.
No sé si te amé mucho... No sé si te amé poco,
Pero si sé que nunca volveré a amar así.

Me queda tu sonrisa dormida en mi recuerdo
Y el corazón me dice que no te olvidaré.
Pero al quedarme solo... Sabiendo que te pierdo,
Tal vez empiezo a amarte como jamás te amé.

Te digo adiós y acaso con esta despedida
Mi más hermoso sueño muere dentro de mí.
Pero te digo adiós para toda la vida,
Aunque toda la vida siga pensando en ti.




NOCTURNO IV

Así estás todavía de pie bajo la lluvia,
bajo la clara lluvia de una noche de invierno.
De pie bajo la lluvia me llega tu sonrisa,
de pie bajo la lluvia te encuentra mi recuerdo.
 
 Siempre he de recordarte de pie bajo la lluvia,
con un polvo de estrellas muriendo en tus cabellos
y tu voz que nacía del fondo de tus ojos
y tus manos cansadas que se iban en el viento
y aquel cielo de plomo y el rumor de los árboles
y la hoja aquella que te cayó en el seno
y el rocío nocturno dormido en tus pestañas
y engarzando diamantes en tu vestido negro.
 
Así estás todavía lejanamente cerca
desde tu lejanía de sombra y de silencio.
Mi corazón te llama de pie bajo la lluvia,
de pie bajo la lluvia te acercas en el sueño.
La vida es tan pequeña que cabe en una noche.
Quizá fue que en la sombra me encontré con tu beso
y por eso me envuelve, de pie bajo la lluvia,
el sabor de tu boca y el olor de tu cuerpo.
 
Si, me has dejado triste porque pienso que acaso
ya no estarás conmigo cuando llueva de nuevo.
Y no he de verte entonces de pie bajo la lluvia
con las manos temblando de frío y de deseo.
 
Pero aunque habrá otras noches cargadas de perfumes
y otras mujeres, y otras, a lo largo del tiempo,
siempre he de recordarte de pie bajo la lluvia,
bajo la lluvia clara de una noche de invierno...



Una linda semana para todos.

jueves, agosto 25, 2011

EL AMOR, EL PSEUDOAMOR Y LOS CELOS

Los celos forman parte de la relación amorosa. La ilusión que se tiene de ser único y extraordinario en el mundo se esfuma al entrar en escena "un tercero".

La soledad provoca tal angustia que exacerba el miedo de perder a la persona amada. Justamente para contrarrestar esa angustia es que surgen los celos. A su vez, demuestran el dolor que conlleva darse cuenta que uno no es irremplazable.

En las relaciones de pareja es fundamental respetar la libertad de cada miembro, su estado anímico y sus necesidades. Cuando en ocasiones uno de los integrantes de la pareja se cree propietario de los sentimientos de él o de ella, entonces, el equilibrio se rompe y aparecen los celos.

El perfil psicológico de la persona que siente celos se relaciona con la baja autoestima y la inseguridad. Estas personas, además de tener reacciones emocionales negativas, tienen necesidades de estimación y demanda continua de aprobación. La persona celosa reclama un sacrificio, desea ser amado incondicionalmente, siendo incapaz de sacrificarse, puesto que suele ser demasiado egoísta y desconfiado. Por estas necesitadas de estimación, suelen demandar constante aprobación.

Cualquier cambio en el contexto de la pareja puede llegar a ser motivo para una reacción de celos en personas. Aparecen pensamientos de engaño y se atiende selectivamente a señales de alerta, creando de esta manera un rival imaginario inexistente. Al no poder controlar estos sentimientos la persona se torna cada vez más insegura e hipervigilante, generando, como consecuencia, reacciones agresivas o "escenas de celos".

A largo plazo, los interrogatorios se vuelven rutina. La persona celosa controla la libertad y movimientos de su pareja y la relación comienza a deteriorarse. El bienestar de la pareja teñida de celos se va debilitando paulatinamente. En una pareja donde los celos predominan, se presenta la frustración y la pérdida que provocan odio y agresión. Así, llegan cuestionar si realmente existe amor entre ellos.

James Parr, filósofo existencialista, propone causas y prevenciones de los celos románticos en su libro "Nuevas maneras de amar: cómo la autenticidad transforma las relaciones". En este libro expone su creencia sobre los celos y dice que surgen en una relación amorosa debido a tres factores: comparación, competencia y el temor a ser reemplazado.

Si la persona se vuelve más autónoma y creativa, la probabilidad de que los celos se produzcan es menor, ya que la relación entre estos tres factores se torna menos significativa.

Si uno se ama a sí mismo, la comparación con los otros disminuye y cuando la competencia no existe, se es menos vulnerable a sentir celos. Al volverse irremplazable en una relación los celos desaparecen.

En ocasiones, cuando los celos aparecen, son debido a malinterpretaciones de situaciones ambiguas. En vez de parar a pensar en otras posibles explicaciones, se permite que las emociones inunden el raciocinio. Por este motivo, es muy importante tomarse un momento para analizar tanto las impresiones como los pensamientos que atraviesan la mente en situaciones ambiguas.

Señales de alarma
Necesita controlar todos los movimientos de su pareja.
Opina que eres un ingenuo o una ingenua y te pueden engañar.
Sólo te quiere para sí.
Arma una escena de celos sin motivos. Cree saber más sobre usted que usted mismo/a
 Tácticas para evitar los celos
Intente que se sienta seguro/a de su relación, mostrando lo bien que están juntos, pero sin dar explicaciones de lo que haces constantemente.
Aclare desde el principio cualquier situación que le pueda llevar a crear una sospecha más.
No intente que reconozca que todo lo que le ocurre es por celos.
Explíquele cómo te sientes cada vez que te espía o te interroga.
Pregúntale por qué no puede confiar en ti si es que realmente te quiere. 

Reflexiones para una persona celosa
Piensa que tu pareja está contigo porque te quiere como eres. Si tienes amistades, ¿No es lógico que tu pareja también las tenga? Es importante fomentar aficiones al margen de tu pareja. Cuando le asalten dudas cálmate y luego habla sobre ellas. No se puede desconfiar de alguien que confía en ti. Tu pareja es libre de estar a tu lado. Tu pareja es una persona y no una propiedad. 

Distintas manifestaciones de celos
Las distintas escuelas psicológicas tienen diferentes enfoques sobre los celos.
En hombres, con temperamento depresivo, tristes, con problemas en sus relaciones conyugales, la reacción de los celos ha de ser depresiva y la tragedia final irá precedida de una gran angustia y de una lucha interna agobiante.

En cambio, en hombres de gran trabajo, acción, responsabilidad, la reacción celosa será activa, dinámica, explosiva, extendida en el espacio y en el tiempo. No se conforman, luchan siempre, pues corren al unísono el sentimiento amoroso y la razón analítica.

A su vez, los tímidos y opacos, sufren para sí, los celos son poco expresivos, aunque padecen mucho daño interior.

Las mujeres y hombres de emociones rápidas, de irritación fácil, de carácter colérico, poseen celos pasionales y terribles, y que suelen esclavizar a la persona amada.

Siente desprecio hacia la mujer que engañan con una mujer más joven. Su autoestima decrece, su orgullo se destruye y en compensación, busca un sustituto joven a quien se le brinda plenamente para tratar de apagar los celos que la angustian y agobian.

Los que padecen de alteraciones hormonales, hombres o mujeres, tienen celos patológicos que pueden ir acompañados de cambios radicales en el carácter y conducta. La glándula que más influye en los estados de celos es la Tiroides. Su disfunción puede traer manifestaciones somáticas: cervicales, genitales, corazón y otros órganos efectores. Son más importantes aún, las alteraciones psíquicas y de comportamiento, con estados de celos muy dinámicos y cambiantes.

Las bruscas descargas hormonales, traen variaciones en el comportamiento sexual, alteraciones en la conducta y sadismo intelectual para con su par.

Delirio CELOTÍPICO

En el delirio celotípico lo que sucede es que el sujeto transforma la situación de la relación amorosa en una situación triangular. El tercero introducido es un rival sobre el que se proyecta resentimiento y odio, acumulados por las frustraciones que ha sufrido o sufre el delirante celoso, que se siente burlado y abandonado.

Así la persona se torna hipervigilante, y tiene que sondear sentimientos, descubrir intenciones y desbaratar artimañas de su pareja. Generalmente, es mediante las encuestas y su propia reflexión que la persona delirante "esclarece" el misterio y llega a una "verdad", absoluta para él.

Cuando el delirio celotípico se ha formado, se sistematizan "pruebas", "pseudocomprobaciones", "falsos recuerdos", interpretaciones delirantes, de ilusiones, de la percepción, y de la memoria.

La angustia del paciente por delirios sobre la infidelidad de su esposa/o se convierte fácilmente en ira. La persona puede hacer de forma incesante acusaciones, espiar o seguir a su esposa/o, y malinterpretar acciones simples, como la forma en que se cierra una cortina como un mensaje al amante. Puede requerir la confesión de forma constante, asegurando el perdón. La agresión física es un peligro real.


Referencias bibliográficas
  
Gross, Richard (1994): "Psicología de la ciencia y la conducta". México, D.F.
Kaplan, H.; Sadock, B.; Grebb, J. (1997): "Sinopsis de Psiquiatría". Baltimore, Maryland, William Wilkins; Argentina, Editorial Panamericana.
Kaufmann, Friedrich (comp.) (1996): "Psicología general: elementos para una introducción". Buenos Aires - Argentina. Ed. De Belgrano.

miércoles, agosto 24, 2011

EL AMOR NO EXISTE.

El amor, por supuesto, no existe. Existe una nutrida serie de sentimientos a los que etiquetamos con la palabra amor, que está a punto de convertirse en un equívoco. Esta confusión léxica nos hace pasar muchos malos tragos, porque tomamos decisiones de vital importancia para nuestra vida mediante un procedimiento rocambolesco. Experimentamos un sentimiento con frecuencia confuso, lo nombramos con la palabra amor y, por ensalmo, la palabra concede una aparente claridad a lo que sentimos y, de paso, introduce nuestro sentimiento en una red de significados culturales que imponen, exigen, o nos hacen esperar del amor una serie de rasgos y efectos que acaso ni siquiera sospechábamos.

Parecería más sensato esperar a ver qué sale de nuestro sentimiento para saber si era amor y qué tipo de amor, o si era algún otro sentimiento emparentado.

Acabo de leer en un periódico la siguiente frase: «La obliga a hacer el amor amenazándola con una navaja». Proust consideraba que el amor es una mala suerte. Rilke lo define como dos soledades compartidas. ¿Hay forma de saber de qué hablamos cuando hablamos de amor? Solemos precisar ese vago sentimiento añadiendo alguna calificación: amor maternal, a la naturaleza, a la patria, al dinero, al arte. ¿Hay algo común entre todos estos sentimientos? ¿Existe un sentimiento que pueda dirigirse a las personas, a los vivientes, a las cosas?

¿Cómo sabe usted que ama algo o alguien? La primera respuesta sería, posiblemente: el deseo me indica cuál es el objeto de mi amor. El amor es una tendencia a la posesión. La dificultad está en saber en qué consiste la posesión. Respecto de los objetos no hay ningún problema: poseer es la capacidad de usar o destruir una cosa. No parece que este significado sirva para aclarar lo que significa el amor, pero tendremos que hablar de otros modos más sutiles o más crueles de posesión. Por ejemplo, la relación entre posesión sexual y crueldad que se da en las prácticas sádicas nos muestra cómo se pueden complicar y alterar los sentimientos.

Aunque el amor como deseo puede dirigirse a personas, animales o cosas, voy a referirme únicamente al amor en sentido estricto, que es un sentimiento que encuentra su mayor complejidad y plenitud cuando se dirige a seres humanos. Una de las características que vamos a descubrir es que el sentimiento amoroso puede darse en distintos niveles, y que por lo tanto, al haber solo una palabra, siempre va a resultar equívoca si no la precisamos de alguna manera. Stendhal distinguió varios tipos de amor: amor-pasión, amor-gusto, amor-físico y amor de vanidad. Nuestro análisis va a ser distinto porque, por ahora, estamos intentando solo contestar a una pregunta: ¿cómo sabemos que queremos a alguien?.

Los griegos antiguos distinguieron el amor como deseo del amor y como amistad. Llamaron a uno éros y a otro philía. Cuando el eros se refería a personas, se entendía como deseo sexual. Sólo amaba eróticamente el que deseaba, no la persona deseada. Ésta, en todo caso, «respondía al amor» y, para expresarlo, los griegos usaban la palabra anterao. El amor era unidireccional.

Amor  significa etimológicamente Sin Muerte...  A = sin; Mor = muerte... entonces cuando ya no es, cuando ya no se siente lo que se sintió, sin duda que no era amor... en cambio si dura toda la vida, independiente de los análisis y de las consecuencias, parece que estaríamos en presencia del señor AMOR.


martes, agosto 23, 2011

EL AMOR ES UNA DECISIÓN. 2ª PARTE


¿Qué son los sentimientos? La palabra sentimiento quiere decir literalmente algo que se siente. Los sentimientos son simplemente señales de que algo ocurre en nuestro cuerpo o en nuestra alma. Por ejemplo, si meto mi dedo en el fuego de una vela, este se quemará estimulando las ramificaciones nerviosas con las que cuenta y dando una señal de dolor a mi cerebro, es decir, la quemadura me causará un sentimiento de dolor. Si por otra parte por alguna razón tuviera una herida emocional en mi alma, mi alma responderá con un sentimiento de dolor emocional. Son sentimientos también el placer, la angustia, la satisfacción, el enojo y el enamoramiento.
La sensación de enamoramiento (mariposas en el estómago, cosquillas en el pecho, etc.) es un sentimiento que indica que mi subconsciente ha aprobado las cualidades morales y/o físicas de una persona, y que mi alma lo considera una buena opción como pareja.

¿Qué es una decisión? Es una elección consciente en un conjunto de alternativas distintas, por ejemplo, escoger lo bueno o lo malo, escoger entre lo frio y lo caliente, entre desatar una ira o refrenarla, dar o no dar, entre blanco, azul y rojo, etc.
Es importante hacer notar que una decisión es válida si y solo si la persona que decide la lleva a cabo a fin de cuentas. Hay muchas veces en nuestra vida en las que escogemos hacer algo, pero no lo llevamos a la práctica y por tanto no hemos tomado verdaderamente una decisión.

¿Qué es el amor? ¿Un sentimiento o una decisión? Es una decisión sin duda, nunca un sentimiento. El problema con la definición del amor es que a través de la poesía, las novelas y la misma sociedad se han sentado paradigmas erróneos sobre el amor. Hoy la mayoría de las personas confunden el amor con el sentimiento de enamoramiento de la pareja, y muchas veces se confunde también con las relaciones sexuales (de ahí la frase “hacer el amor”).
Sin embargo, el amor se define como a  =  sin   y  mor  = muerte, entonces amor es lo que no muere, lo que no depende de las circunstancias para poder sobrevivir.  Mientras más ame yo a una persona, más me importarán sus necesidades y  por tanto haré todo cuanto esté en mi alcance para ayudar a satisfacerlas sin importar como me sienta. Mientras más ame yo a alguien, me dolerá más cuando esa persona sea infeliz, y por eso haré todo cuanto esté en mi alcance para resolver sus problemas sin importar como me sienta.

Esto se hace más evidente cuando hablamos del amor que siente un padre por un hijo.  El padre invierte tiempo, esfuerzo y dinero para que su hijo sea un hombre de bien en un futuro, y esto sin ningún interés a cambio. Aun cuando se trate del peor hijo de este mundo, el padre, a pesar de su dolor, siempre seguirá amándolo. Un padre ama a su hijo no porque sea un buen hijo, sino simplemente porque es su hijo.
La relación de pareja es diferente en dos sentidos, en el de la atracción sexual, y en el de la igualdad entre ellos, no obstante los mismos principios aplican. Las parejas que se aman mucho una a la otra, harán todo lo posible porque su conyugue sea feliz, aun cuando los sentimientos sean contrarios, o cuando este tenga un mal comportamiento.
Me surge la siguiente duda, si el amor es decisión, ¿puedo elegir amar o no amar a alguien? Si, así es.  Si decides amar, amas, y si decides no amar, no amas. Pero, ¿Los sentimientos y las decisiones van siempre tomadas de la mano? No siempre, pero están a menudo relacionados. Una mala decisión provocará sentimientos negativos en mí. Meter mi mano en el fuego es una decisión, lo que provocará en mí una quemadura, y esta a su vez provocará el sentimiento de dolor. Si yo decido no perdonar me habré autoinfringido una herida emocional de rencor que a su vez provocará dolor en mi alma. Si por el contrario decido perdonar, habré sanado mi alma y podré sentir paz. En resumen las buenas decisiones causan sentimientos satisfactorios mientras que las malas decisiones causan sentimientos negativos.

¿Debemos, entonces, tomar decisiones basadas en los sentimientos? Los sentimientos siempre trataran de influir en nuestras decisiones, pero las decisiones basadas en los sentimientos son a menudo desastrosas. Hay quien el enojo lo ha transformado en asesino, y quien por desear los placeres ha terminado arruinado. El único patrón válido para tomar las decisiones es la sabiduría, la observación y el análisis. Los sentimientos solo deben ser tomados como referencia de que algo ocurre.

¿Qué consecuencia podemos acarrear por tomar malas decisiones? Una decisión, ya sea buena o mala, afectará el resto de mi vida. Constantemente nos creamos a nosotros mismos con nuestras decisiones. Estudiaré lo que decida estudiar, y conseguiré ser un profesional solo si decido terminar mi carrera, decidiré ser una buena o mala persona y al final aprovecharé o desperdiciaré mi vida, y todo eso son decisiones. Una mala decisión podría destruir nuestro futuro, y hasta nuestra eternidad.
El amor imperfecto también es amor.
 ¿Hasta qué punto debo yo soportar por amor a mi pareja? A tu pareja debes amarla con mucha intensidad, y nunca darle una importancia o una prioridad mayor a tus necesidades y deseos que los que le das a las de tu pareja, sin importar si tu pareja haga lo mismo o no. Pero aun para esto hay límites. “ama a tu prójimo como a ti mismo” implica que debes amarte tú mismo también, por lo que en casos especiales de abuso físico, psicológico o de contaminación sexual o de amenazas de muerte, tienes el derecho y el deber de proteger tu vida, a veces con una separación, o con el divorcio y hasta recurrir a la justicia.

¿ Y cuando alguien me causó mucho dolor? ¿Qué puedo hacer?  En cuanto al dolor, veamos los siguientes axiomas:
  • Si algo duele es porque ese algo ha sido dañado, herido o golpeado de alguna manera, ya sea en mi cuerpo o en mi corazón.
  • El dolor vuelve a nuestro corazón cada vez que recordamos el hecho, porque no solo recordamos lo sucedido sino también cómo nos sentimos esa vez.
  • El dolor también viene a nosotros cuando recordamos que la persona que nos hizo daño es alguien que amamos y que su conducta nos decepciona. El recordar la decepción y/o la traición también nos causa dolor.
  • Los dos últimos puntos enlistados tienen algo en común, el recuerdo. Recordar las situaciones negativas, las traiciones y las decepciones equivale a volver a abrir la herida para no dejarla sanar.
  • Si el recuerdo es lo que nos lastima, entonces olvidar es lo que sana.
  • Perdonar es olvidar la ofensa, la decepción y la traición; es “dejar pasar eso y echarlo a un lado” y seguir la relación con la persona como si nada hubiera pasado.
Es natural sentir algún dolor cuando alguien nos hace daño, pero no es natural seguir sintiendo dolor por mucho más tiempo. Cuando el dolor permanece es porque la herida está aún abierta, pero las heridas solo pueden ser sanadas a través del perdón.
Las personas no quieren perdonar porque para ellos significa “rebajarse”, “humillarse” y porque “él no merece que yo lo perdone”. Pero ¿Qué mayor humillación que permitir que lo que esa persona nos hizo ayer continúe lastimándonos hoy? ¿No estoy mostrando debilidad con mi dolor? Tal vez la persona que nos hiere no merezca ser perdonada, pero nosotros si merecemos perdonar.
¿Qué acciones mías o de mi pareja pueden matar los sentimientos que en un inicio nos llevaron a estar juntos? La mayoría de los casos es el dejar de tratarse como cuando eran novios, es decir, dejar de salir juntos, dejar de hacerse regalos, dejar de vestirse el uno para el otro, etc. También el dejar de comunicarse mata el sentimiento. El comunicarse no solo sirve para dar a conocer situaciones en el matrimonio, sino que crea entre los cónyuges una conexión de amistad que es esencial.

Por último, otra cosa que daña el sentimiento es la falta de perdón. Si mi pareja me hiere y yo no puedo perdonarla, dejaré de verla como mi alma gemela y comenzaré a verla como mi verdugo.

domingo, agosto 21, 2011

Un regalito para quienes se sientan agobiados, cansados, desesperados...siempre mira hacia adelante!!!

A partir de hoy tu vida puede tomar uno de dos rumbos. El éxito o el fracaso,La felicidad o la infelicidad. Es tu decisión cuál camino tomar y tienes igual oportunidad de seguir uno u otro sendero.

Si la tristeza te invade, ¡sonríe! Si el sonreír no basta, ¡silba! Si el silbar falla, ¡canta! Busca dentro de ti los muchos motivos que tienes para ser feliz y estar agradecido, la tristeza se irá desvaneciendo como la nieve ante la caricia cálida del sol. Si estás triste, no le des más cuerda al abatimiento, levanta tu ánimo! Actúa como una persona feliz, y esta emoción se irá convirtiendo en una actitud permanente.

En este nuevo día… y sólo por hoy: elijo reír… en lugar de llorar; elijo cantar… en lugar de quejarme; elijo perdonar… en lugar de ser rencoroso; elijo amar… en lugar de odiar. Sólo por hoy voy a aplaudir… en lugar de criticar; voy a acariciar… en lugar de golpear; voy a bendecir… en lugar de maldecir; voy a orar… en lugar de ser grosero; voy a trabajar… en lugar de inventar disculpas. Hoy voy a mejorar mi calidad de vida, en lugar de resignarme a la mediocridad.




ESPERO. MARIO BENEDETTI. POESÍA

Este poema de Benedetti  tiene ese algo especial que va desde la tristeza hasta la ilusión del amor imposible...bello para compartir con nuestros amigos y amigas.
Ya podremos conocernos mejor y hacer de la vida siempre algo mejor...besos a todos

Te espero cuando la noche se haga dia,
suspiros de esperanzas ya perdidas.
No creo que vengas, lo sé,
sé que no vendrás.
Sé que la distancia te hiere,
se que las noches son mas frias,
Sé que ya no estás.
Creo saber todo de ti.
Sé que el dia de pronto se te hace noche;
sé que sueñas con mi amor, pero no lo dices,
sé que soy un idiota al esperarte, pues sé que no vendrás.
 
Te espero cuando miremos al cielo de noche;
tu allá, yo aquí, añorando aquellos días
en los que un beso marcó la despedida,
quizás por el resto de nuestras vidas.
 
Es triste hablar así,
cuando el día se me hace de noche,
y la luna oculta ese sol tan radiante.
Me siento solo, lo sé,
nunca supe de nada tanto en mi vida,
sólo sé que me encuentro muy solo,
y que no estoy allí.

Mis disculpas por sentir así,
nunca mi intención ha sido ofenderte, nunca soñe con quererte,
ni con sentirme así.
Mi aire se acaba como el agua en el desierto,
mi vida se acorta pues no te llevo dentro.
 
Mi esperanza de vivir eres tú,
y no estoy allí.
¿Por qué no estoy alli?, te preguntarás,
¿Por qué no he tomado ese bus que me llevaría a ti?
Porque el mundo que llevo aqui no me permite estar allí.
Porque todas las noches me torturo pensando en ti.
¿Por qué no solo me olvido de ti?
¿Por qué no vivo solo asi?
¿Por qué no solo............

sábado, agosto 20, 2011

AMAR CON LAS MANOS ABIERTAS

 Esta semana mientras conversaba con un amigo recordé una historia que había escuchado en el verano:
A una persona compasiva, viendo que una mariposa luchaba por liberarse de su crisálida, y deseando ayudarla, con mucha delicadeza, soltó los filamentos  para formar un agujero. La mariposa fue liberada , emergió del capullo  y aleteó a su alrededor, pero no podía volar .  Lo que la persona compasiva no sabía era que sólo a través de la lucha por nacer pueden fortalecerse las alas lo suficiente como para volar.  Su abreviada vida transcurrió en el suelo, jamás conoció la libertad , jamás vivió en realidad.

Yo llamo a esto aprender a amar con las manos abiertas. Es un aprendizaje que me ha sobrevenido lentamente y que ha sido trabajado en los fuegos del dolor y en las aguas de la paciencia. Estoy aprendiendo que debo liberar a quien amo, porque si oprimo o me adhiero, o trato de controlar, pierdo lo que quiero       retener.

Si yo quiero cambiar a alguien que amo porque siento que sé como debería ser esa persona, le robo un precioso derecho, el derecho de asumir la responsabilidad de su propia vida, de sus elecciones y de su modo de ser. Siempre que impongo mis deseos,   mis necesidades o trato de ejercer poder sobre el otro, le robo  la plena realización de su crecimiento y de su madurez. Limito y sofoco con mi acto de posesión, sin importar cuán amable sea mi intención. Yo puedo limitar y herir con los actos más amables de protección y de preocupación y le estoy diciendo a la persona muy elocuentemente y sin hablar  A Eres incapaz de cuidar de ti mismo, yo debo protegerte porque eres cosa mía. Yo soy responsable de ti.

Mientras aprendo y practico, más y más puedo decirle a quien amo:

Yo te amo, te valoro, te respeto y confío que puedes tener o puedes desarrollar la fortaleza, para llegar a ser todo lo que es posible que seas sin que yo interfiera en tu camino. Te amo tanto que puedo darte la libertad para caminar a mi lado en alegría o en el dolor. Compartiré tus lágrimas, pero no te pediré que no llores. Responderé a tus necesidades, te consolaré y te daré afecto, pero no te llevaré del brazo cuando puedes caminar sola. Estaré dispuesto a estar contigo en tu dolor y en tu soledad, pero no puedo suprimirlos de ti. Me esforzaré por escuchar lo que quieres decir , pero no siempre estaremos de acuerdo.

Algunas veces tendré rabia y cuando esto ocurra te lo diré abiertamente de modo que no se resienta la amistad por las diferencias. No siempre puedo estar contigo para oír lo que tienes que decir, pues hay  ocasiones en las que yo tengo que escucharme y cuidar de mí mismo y, cuando esto suceda, seré tan honesto contigo como pueda serlo.
 
Estoy aprendiendo a decir esto, ya sea con palabras o a través de mi modo de ser con los otros y conmigo mismo, con quienes amo y a quienes me consagro. Y llamo a esto, amar con las manos abiertas.

No siempre puedo mantener las manos lejos de la crisálida, pero poco a poco voy mejorando.


Con cariño para todos ustedes.
Hasta la Próxima.

ALGO DE HUMOR EN EL AMOR

Hola amigos:
Me ha llegado esta nota y decidí compartirla con ustedes, pues la encontré muy simpática y agradable. Esperoque les guste.

MAIL A LA ESPOSA
Mi amor: La policía ha hallado un cuerpo quemado, con dentadura postiza,
peluca, pechos caídos y culo deforme... por favor, responde este mensaje
para saber que estas bien.
----------------------------------------------------------
LA ESPOSA A SU MARIDO
He leído tu horóscopo de 2008:
Salud: los astros te sonríen
Dinero: los astros te sonríen.
Sexo: los astros se mueren de la risa.
---------------------------------------------------------
Le pedí a Dios una flor y me dio un jardín,
le pedí un árbol y me dio un bosque,
le pedí un buen polvo y me dio tu número de teléfono.
De ti depende que siga
siendo creyente.
----------------------------------------------------------
Un día leí que fumar era malo y dejé de fumar.
Un día leí que beber era malo y dejé de beber.
Un día leí que coger era malo y dejé de leer.
----------------------------------------------------------
Un amigo le dice al otro:
¿Tú que piensas de las mujeres cuando practican el sexo con nosotros?
¿lo hacen por amor o por interés?
La mía lo hace por amor...
¿Como estás tan seguro?
Porque interés, no le pone ninguno.
----------------------------------------------------------
P:¿Cual es la diferencia entre la amante y la esposa?
R: 30 kilos.
P: ¿Cual es la diferencia entre el amante y el esposo
R: 30 minutos.
----------------------------------------------------------
P: ¿Conoces el castigo para la bigamia?
R: Tener dos
suegras
----------------------------------------------------------
P: ¿Cual es la diferencia entre un terrorista y una suegra?
R: Con el terrorista se puede negociar.
----------------------------------------------------------
Un alemán está en el hospital esperando a que la mujer de a luz.
Sale el medico y dice:
Han sido quintillizos.
¡Es que tengo un cañón! dice el hombre orgulloso.
A ver si lo limpia entonces, porque han salido negros!.