sábado, marzo 01, 2014

SIETE DAGAS DE SANGRE



Te regalo siete dagas de sangre, te regalo una hora de pasión y te regalo un espacio infinito de sombras.


Te regalo una barcarola rota varada a la orilla del mar, te regalo tres velas blancas y una bandera roja que corone las cofas de tus pechos.


Te regalo tres palabras sueltas para que jugueteen en tu cartera
de negros rincones

Te regalo un escape a galope tendido que me aleje de tu fantástica inconsciencia
y de tu enmohecido ignorar.



Te regalo dos balas rotas para que estallen  como flores blancas
en tu pecho de piedras rotas.


Te regalo un final sin musica, sin actores, sólo con miradas;
sólo con dagas rojas , sólo con velas blancas y un guiño sin terminar.

7 comentarios:

  1. Que lindo escribes, me gusta.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. "tu pecho de piedras rotas" está todo dicho, no hay esperanza ante los corazones de piedra, Azuzena, hermoso poema de amor-desamor.

    ResponderEliminar
  3. Gracias por pasar y dejar tú comentario. Te sigo :)

    Atte: • http://teamomiiamor.blogspot.com/ ♥

    ResponderEliminar
  4. "y de tu enmohecido ignorar".
    Cuanto encierra esta tu frase.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. me encanta el blog, me alegra mucho que me sigas, yo te digo =)
    un beso (L)

    www.loquesienteunaadolescente.blogspot.com

    ResponderEliminar
  6. Muy cierto de lo que es el amor y el desamor. Precioso...Besitos

    ResponderEliminar

Me encantaría que me dejaras un susurro...