miércoles, febrero 22, 2012

CON AMOR ES MEJOR

 
Todo es Amor, y todo es Ley. El Amor es la fuerza que impulsa, la Ley es la fuerza que ejecuta la voluntad del Amor.
No siempre nos es fácil desprendernos de lo familiar, dejar atrás lugares, personas e ideas que ya no cotejan con nuestra nueva forma de pensar. Aunque no es fácil, se hace con frecuencia necesario. Si elegimos que la acción correcta tome lugar en la situación a la mano, con frecuencia va a ser necesario dejar atrás ciertas ideas preconcebidas de cómo debe “verse” esta acción correcta. Cuando enderezamos nuestro camino declaramos el “qué” y dejamos atrás el “cómo” entregándonos así a la voluntad divina, que siempre tiene la respuesta correcta y provee el mejor camino para que tome lugar precisamente aquello que es absolutamente lo mejor para todos, aunque de momento no nos parezca así (juzga no por apariencias). 
 La inteligencia sin amor, te hace perverso.  
La justicia sin amor, te hace implacable. 
La diplomacia sin amor, te hace hipócrita.
El éxito sin amor, te hace arrogante.
La riqueza sin amor, te hace avaro.
La docilidad sin amor te hace servil.
La belleza sin amor, te hace ridículo.
La autoridad sin amor, te hace tirano.
El trabajo sin amor, te hace esclavo.
La simplicidad sin amor, te quita valor.
La cruz sin amor se convierte en tortura.
 
LA VIDA SIN AMOR... NO TIENE SENTIDO......

2 comentarios:

  1. Tu introducción me ha llegado en un momento muy certero, releí varias veces el párrafo, y encontré mucha verdad. Hay que tener coraje para dejar el camino transitado e ir detrás de nuestra nueva verdad, y convencernos de que es el camino del amor, todo un esfuerzo hacia adelante con la fe de hacer lo que sentimos. Un abrazo Azuzena!

    ResponderEliminar
  2. Elegir siempre es un desafió y nos mantiene vivos.

    ResponderEliminar

Me encantaría que me dejaras un susurro...