miércoles, diciembre 31, 2014

POR UN GRAN 2015

Por un Gran 2015

El término de un año es muy particular, para algunos son momentos de mucha nostalgia, melancolía, ansiedad, frustración y para otros es época
de celebración y esperanza.
Algunos deciden compartir en familia, aprovechar el tener un motivo para estar de fiesta, tomar un buen y merecido descanso y más que nada “Resetearse” para empezar otro año con la ilusión que sea mucho mejor que el que acaba de pasar.
Otros son fanáticos de los agüeros que van desde rituales religiosos hasta tradiciones paganas, todo con el fin de ladear la balanza al máximo hacia nuestro favor en el nuevo año.
Aunque algunos no creen en ello y sólo los siguen por tener algo entretenido que hacer antes y a la medianoche, otras personas sí los hacen con total entrega y la mayor ilusión para que el próximo año sea...
El año en que por fin van a perder esos kilos de más, por fin van a dedicarse a vivir más saludablemente, por fin van a lograr el éxito profesional, por fin van a lograr dinero, por fin van a tener la relación que tanto anhelan y sueñan, por fin van a viajar, por fin van a reiniciar y/o terminar estudios, etc.
Y todos esos “deseos” usualmente tienen un gran mensaje detrás y es que ojalá el próximo año sí sea el año en que, logrando lo anterior, por fin logremos sentirnos bien, realizados y plenos con nosotros mismos, donde sintamos que todo es como debería ser (en especial quienes somos), que nuestra vida tiene total propósito y que nuestra existencia cuenta y está en orden.
El creer esto es alistarnos (sin saberlo) a sentirnos “vacíos” después de los logros o a sentirnos como un gran fracaso en caso que no nos los logremos y a que nuestra vida se sienta como si se nos escapara como agua entre los dedos…
Así viví yo por años y años… así empecé muchos años nuevos llenándome de “buenos deseos” y resoluciones que siempre creí era lo que faltaba en mi vida…
Y por años di todo de mí y más para lograr ello…
Hasta que por fin me di cuenta que estaba buscando lo más vital de mi vida en los lugares equivocados.
Y no porque haya algo malo con los logros … el problema de ellos es lo que creemos y sentimos nos van a proveer; en especial porque para una gran mayoría de personas son sus circunstancias las que determinan cómo pueden y deben sentirse y cuando pensamos así siempre viviremos como barcos a la merced de los vientos y la mar.
Esta conversación es muy familiar en el mundo del coaching, pero la verdad va mucho más allá que simplemente ayudarte a lograr algunas metas, porque ¿de qué sirve ayudarte a llegar a un destino lo antes posible y de la forma más eficaz si es el destino equivocado?
Para este nuevo año nosotros podemos decidir si nos fijamos más en lo que falta, lo que no somos, lo que no tenemos y lo que está mal en nosotros y con el mundo… y de seguro nuestra experiencia de vida va a ser de angustia, frustración, tristeza y similares…
Podemos establecer un puñado de metas y buenos propósitos creyendo que de lograrlos por fin vamos a poder sentirnos como queremos, y lo que lograremos es sólo posponer una gran desilusión y darnos cuenta de un gran vacío interno… o volvernos “adictos” a los logros porque sin ellos la vida no tendría mucho sentido…
O podemos verdaderamente crear una vida maravillosa, entendiendo quiénes somos realmente, darnos cuenta que los logros externos sólo pueden ser un efecto secundario a esa vida maravillosa y no el agente determinante de lo que es una vida maravillosa, en la que cada vez, en lugar de buscar arreglos superficiales nos demos la oportunidad de darnos cuenta y vivir nuestra verdadera magnificencia y lo que ella significa y que sea esta la base de nuestro día a día y que la podamos traducir en términos prácticos para que no se quede sólo en un concepto etéreo…
Por eso, mi mayor deseo de inicio de este nuevo año es que puedas notar que tu vida y tú son mucho más que logros, metas, buena suerte y buenos deseos…que puedas recordar que tus circunstancias por “buenas o malas que sean” no tienen el poder de determinar lo que ocurre dentro de ti y que tú tienes la capacidad de vivir una realidad maravillosa que es independiente a lo que ocurre por fuera…
Y esto bajo el contexto de primordialmente darnos el gran permiso de ser humanos y vivir esa humanidad con todo lo que ello implica…
Por un gran 2015 para todos mis amigos,
Marcelo Aravena Cea

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Me encantaría que me dejaras un susurro...