viernes, octubre 26, 2012

ESPERANZA


Sabes Esperanza, para mí la vida es de 24 horas, con sus luces y sus sombras, a veces los fantasmas salen en el día y otras veces el arcoiris sale de noche, y en contadas más, sucede todo lo contrario. Pero aun con sus fantasmas y sus arcoiris, la vida no deja de ser vida, fluye como río inevitable, no nos espera, no busca darnos gusto, simplemente sabe ser ella, sabe ser vida.




Entiendo tus quejas ante las injusticias, ante lo que no entiendes y entiendo que te sientas frustrada ante cosas tan desagradables, es un precio que se paga por las agradables y aun cuando la vida se termina en nosotros, eso no indica que nosotros nos terminemos y mucho menos que la vida se acabe. Porque en nuestra tragedia, en ese momento, quizás al lado nuestro se esta viviendo el milagro más hermoso para otros seres, ya llegará el momento en que la belleza toque a nuestra puerta y la tristeza habite en el vecino, es parte de todo, así hay que aceptarlo. 


Sí Esperanza, así es esta vieja vida, ambivalente y dos caras, pero siempre franca, siempre de frente, siempre fluyendo. La vida es así, no le busques demasiada vuelta, quizás por eso es vida, en femenino, porque no podemos entenderla, debemos amarla sin preguntas, dando un beso cuando golpea,¿ y cuando acaricia?, simplemente cuando acaricia, disfrutar el momento, porque de eso esta hecha ella, de momentos, momentos que son gotas de agua de ese río interminable...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Me encantaría que me dejaras un susurro...