jueves, enero 19, 2012

APEGO NO ES AMOR

 
A veces  pienso que es demasiado evidente y que definitivamente no hay que pensar en el mañana.  No tenemos que ser adivinos para observar lo que está pasando a nuestro alrededor.


Cuando aún sientes  el apego por aquella persona o por aquella circunstancia pierdes la posibilidad de sentir la belleza en su esplendor, las energías de todas las demás personas. El apego te ciega e inhabilita  para abrirte a la belleza del entorno.


El apego descarta todo lo demás… A veces lo llamamos amor, pero nada está más lejos… El amor es expansivo, el amor inspira amor hacia donde miran tus ojos.
El apego en cambio no despega tus ojos del objeto.

Cuando logras el desapego, lográs también ver la belleza que hay en tu entorno,  tanta bondad, tantas posibilidades a tu alrededor  que el apego no te dejaba reconocer.

Contempla la belleza que te rodea y que tú no podías percibir...

De manera que si quiero disfrutar de libertad en el futuro,  sólo me queda soltar mis viejas tendencias al apego.  Ahora, Ya.


El apego de hoy es el resultado del apego de ayer y si te mantienes en la miopía del presente sólo se puede esperar más miopía que no deje percibir la belleza en el futuro.

Por fin… desde el desapego, me apego a la forma que quiero y con quien realmente quiero.
 

5 comentarios:

  1. Quando existe amor de verdade, não há apegos... apenas zelo.

    Um beijo carinhoso.

    ResponderEliminar
  2. Me alegra haber llegado hasta tu blog y descubrir palabras llenas bellas llenas de emoción.
    Maribel M.B

    ResponderEliminar
  3. Yo creo que los sentimientos tienen muchas formas y no todas son iguales...

    Por cierto soy Pérfida
    Un saludo coleguita

    ResponderEliminar
  4. woo! tus palabras me llegaron! gracias por la leccion!

    ResponderEliminar
  5. El amor verdadero está exento de egoísmos, pero quién está libre de querer poseerlo? Tus palabras finales lo confirman, un abrazo, Azuzena

    ResponderEliminar

Me encantaría que me dejaras un susurro...