domingo, julio 28, 2013

ENFOQUE ORIENTADO A LA SOLUCIÓN

En toda sesión de Coaching se evidencia el uso de un modelo no-patológico: Los problemas no son indicaciones de patología o disfuncionalidad, más bien derivan de un repertorio limitado de conductas.

Foco en la construcción de soluciones: El terapeuta/coach facilita la construcción de soluciones en vez de tratar de entender la etiología del problema.

Uso de los recursos existentes en el cliente: El terapeuta/coach ayuda al cliente a reconocer y utilizar los recursos propios de los que no era consciente.

Utilización: La movilización y la utilización de cualquier parte de la experiencia de vida del cliente que pueda ayudar a resolver el problema que se presenta.

Orientación a la acción: Existe una expectativa fundamental de parte del terapeuta/coach en que un cambio positivo ocurrirá, y el terapeuta/coach espera que el cliente actúe para crear este cambio fuera de la sesión de coaching.

Fijación clara y específica de metas: La fijación de metas alcanzables dentro de un plazo de tiempo definido.

El supuesto que el cambio puede suceder en un periodo corto de tiempo: En contraste con la escuelas terapéuticas que asumen que el problema debe ser trabajado durante un largo periodo de tiempo.

Estratégico: Las intervenciones terapéuticas/coaching son diseñadas específicamente para cada cliente.

Orientación al futuro: El énfasis es más en el futuro (qué es lo que el cliente desea que suceda) más que en el presente o el pasado.

Encantamiento: El proceso terapéutico/coaching es diseñado y conducido de una forma que es atractiva y estimulante para el cliente.

Terapeuta activo e influenciador: El terapeuta/coach es abiertamente influyente.

Estas y otras consideraciones son los fundamentos para que trabajemos en la consecución de los objetivos que tú has soñado. 

Caminemos juntos el recorrido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Me encantaría que me dejaras un susurro...