viernes, agosto 19, 2011

EL AMOR ES UNA DROGA?

Cuando te enamoras, muchas veces, el nuevo "hombre soñado", termina convirtiéndose en una especie de droga, pues de repente, simplemente ya no puedes vivir sin él y cada vez más, tu felicidad comienza a depender de su presencia. Estos son los efectos que ocasiona el enamoramiento y, de acuerdo a un grupo de científicos de la Universidad de Siracusa, en Estados Unidos; son muy parecidos a las sensaciones que produce ¡el consumo de la cocaína!

Quienes decían que el amor era como una droga, tenían razón y al parecer esta expresión ha pasado de ser un dicho común para convertirse en algo literal. Y es que, de acuerdo al estudio publicado por la revista Journal of Sexual Medicine, y liderado por la investigadora Stephanie Ortigue, la euforia producida por el enamoramiento es muy similar a la que produce el alcaloide derivado de la planta de la coca.

Los investigadores se dieron cuenta de dicho fenómeno al analizar las diferentes áreas del cerebro que operan durante el enamoramiento, pues descubrieron que tanto la cocaína como la euforia que produce el estar enamorado, afectan las mismas áreas cognitivas del cerebro. Al parecer, las áreas cerebrales manipuladas por estos dos enervantes, son cuando menos doce, de cuya acción se liberan ciertos productos bioquímicos como la dopamina, la oxitocina y la adrenalina.

Y ustedes se preguntarán, ¿qué producen estas hormonas en el organismo, como para ser capaces de crear sensaciones adictivas? La dopamina es la responsable de incrementar la frecuencia cardiaca y de producir sentimientos de motivación y de buen humor. La oxitocina, mejor conocida como la "molécula del amor", es la encargada de la excitación sexual y la adrenalina es la culpable de que se produzcan efectos tanto excitadores como inhibidores.

¡Justo los mismos efectos que causa la cocaína en el sistema nervioso central! Estos son, el aumento de la presión sanguínea y de la temperatura del cuerpo, así como sensaciones de euforia, excitación y locuacidad; que suelen crear adicción en los individuos.

Así es que, ya lo saben chicas, si en algún momento llegaron a pensar que su pareja era adictiva. ¡Tal vez tenían razón! Y no cabe duda, de que es mucho mejor, ser adicto al amor, que a cualquier otro tipo de sustancia tóxica degenerativa ¿No lo creen?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Me encantaría que me dejaras un susurro...