jueves, noviembre 17, 2011

Ahogo





No es una sinfonía de grillos, son mis palabras viejas que luchan por salir.

No es la tormenta que sopló toda la noche anterior, es la balsa que navega por tus suspiros ocultos...
y que jamás a mis oídos volverán.

1 comentario:

Me encantaría que me dejaras un susurro...