sábado, noviembre 19, 2011

RAZONES



Son mis razones  las que me hacen vivir
Son mis manos  las que arrancan de tus pisadas el anhelado deseo de toda humanidad.
Son siempre  las palabras amarradas al volver  a empezar las que encienden de carbones  mis sueños fríos del atardecer


Son los gritos que llevo en mi garganta
la tinta con la que te escribo estas  palabras
y que con el tiempo  también en un cajón  vacío de horas morirán.


Pero hoy son estos mis poemas,
los que escarban en el fondo de tu jardín,
y en tus ojos almendrados por un instante palpitarán como cascadas de aguas que por tu cuerpo correrán.

Así,  en un paradero de claveles  y flores secas, los ángeles se detendrán invitados por mí para observar tus gestos, tu sonrisa y el silencio de tu voz.

4 comentarios:

  1. Mi susurro no puede ser otro que el de felicitarte por estos versos llenos de sentimiento. Un abrazo

    ResponderEliminar

Me encantaría que me dejaras un susurro...