miércoles, noviembre 30, 2011

GOTAS DE ATARDECER



La lluvia ha dejado de caer
y por los cristales enmohecidos de brumas escucho tu caminar. Sé que son tus pasos.

El cuarto oscuro se enciende de luces clandestinas,  como claveles sorprendidos en actos de primavera.

Suelto tu pelo al viento quieto que no viene de ningún lugar. 



 
Te acercas y te vas, 
arrancas en un acto de cielos y ángeles pequeños, 
que coronan tus pechos sin despertar, 
y en un naufragio de  mañanas, tardes y noches sin dueños, me amarro a un sueño de niños en tu cintura plateada de peces.

Mi niña,  te vas con las últimas gotas del atardecer,
ya no escucho tu trinar, ya no escucho tu suave caminar.

El cuarto oscuro cayó de un golpe de luces 
y de un beso agudo sin afinar, sin notas,  sin un despertar.

5 comentarios:

  1. Cuanta sensibilidad y que bien hecho está tu poema. Me encantó. Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Que chulo tu blog! me encanta enserioo^^
    Te sigooo(:
    Pasate por mi blog si quierees^^:

    quenadieteimpidaserfeliz.blogspot.com

    Un beeso!:)

    ResponderEliminar
  3. Bonitos versos para leer en esta tarde otoñal con presagios de invierno. Me encanta el título que le has puesto. Es muy sugerente...Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. te sigooooooooooooooooooo me gusta tu bloog lo voi a ller :) me gustaa te esperoo m seguis? :)

    ResponderEliminar
  5. Azuzena por ese misterio de los blogs, hoy aparecieron de pronto tus tres últimos posts. Como siempre, tus poemas sentidos son un canto al amor, un abrazo.

    ResponderEliminar

Me encantaría que me dejaras un susurro...