lunes, noviembre 14, 2011

CAMINANDO


Tus gestos desmantelaron cada mirada y cada palabra que construí para ti.

Hoy que vago perdido de mirada en mirada y de rostro en rostro tratando de adivinar tu sonrisa en otras bocas, me tiendo cansado en la vera del destino, tomo otras manos y se escabullen tal como las tuyas.

Entonces miro a los cuatro espacios de la tierra y no encuentro silencios que contesten mis sentimientos de hombre soñador. 
Sólo con la soledad que se pega en los huesos invisibles de tu propia historia, lloro,  más que por mí, lloro por un amor que en la niebla de un día cualquiera despacito se perdió.


Mañana sembraré con mi sangre los surcos de los que quedan, para que cosechen un clavel pequeño que hable por mí, aunque sea por un día o una hora.

Quiero gritar al mundo que amé y no fui amado, quiero gritar que seguiré amando hasta el final.


La Covacha

5 comentarios:

  1. Que bonita, que intensa y que emocionante..

    seguir amando aunque no nos amen..

    no sé...

    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Pienso que uno puede amar siempre, más allá del amor del otro, el sentimiento nos acompaña y conforta, más triste es no haber amado.

    ResponderEliminar
  3. Si me amas maravilloso, si no tambien, porque te amo.

    ResponderEliminar
  4. Hola Azuzena, hermoso poema, amar sin importar los sentimientos del otro/a, pero siempre seguir amando!! Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Te dejo mi lluvia de estrellitas
    .☆¸¸.•*¨☆¸¸.•*¨☆¸¸.­•*¨☆¸¸.•*¨­­­☆.*
    Besosss Muaksss.
    ★MaRiBeL★

    ResponderEliminar

Me encantaría que me dejaras un susurro...