martes, septiembre 13, 2011

.
Sabiduría del tiempo


Supongo que fue inevitable, que era lo necesario para el reencuentro sempiterno;
Supongo que fue necesario, que era lo imprescindible para reconsiderar un pasado;
Supongo que fue imprescindible el desapego para el apego,
para la majestuosidad de una tarde, para la inocencia de un trabalenguas;


Supongo que fue lo que tenía que ser, alimentado de miradas, de sonrisas y de vitalidad
¿Acaso no amanece todos los días?, ¿acaso la noche puede durar mucho más?...
Sin duda; cada día tiene su afán y nosotros , los de entonces, ya no somos los mismos.


Recargados, liberados , impregnados …súbitas sensaciones palpitan,
llenas de luz, de colores, imposibles de borrar.
Supongo que tenía que suceder algún día.


 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Me encantaría que me dejaras un susurro...